Cracovia en dos días: Auschwitz y barrio judío (II)

Tras haber visitado el primer día el casco histórico de Cracovia, nuestro segundo día lo aprovechamos para organizar una visita a los campos de concentración de Auschwitz I y Auschwitz II (Birkenau), acabando el día en el Barrio Judío de Cracovia (Kazimierz). Aunque también nos recomendaron que visitáramos otros lugares, como Las Minas de Sal, el tiempo sólo nos permitía visitar uno de los dos sitios y nos decantamos por conocer de cerca el resultado del exterminio nazi. Probablemente ésta sea una de las entradas más personales que escriba porque la visita a los campos de concentración me impresionó mucho y me resulta imposible hablar de ella sin emocionarme.

¿Cómo llegar hasta Auschwitz?

Auschwitz se encuentra a casi 70 kilómetros de Cracovia, a las afueras de Oświęcim. Existen varias opciones para llegar hasta allí, pero una de las más económicas y flexibles es hacerlo en autobús. Con una frecuencia de cada 20 minutos aproximadamente, salen autobuses desde la estación (trenes y buses comparten estación) en dirección Oświęcim, que os dejarán en la entrada del Auschwitz. El precio es de unos 4 euros aproximadamente (15 zlotys).

Nosotros quisimos aprovechar al máximo el tiempo que teníamos y optamos por contratar un tour organizado desde Cracovia, autobús, guía y comida incluida (al menos en el que fuimos nosotros). El precio fueron 35 euros por persona y duró unas 6 horas y media, saliendo a las 8 de la mañana de Cracovia.

¿Cuál es el horario de visitas?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si vamos por libre, debemos saber que para entrar gratuitamente en Auschwitz hay que hacerlo antes de las 10 de la mañana o después de las 3 de la tarde. De lo contrario, debemos comprar una entrada para uno de los tours guiados que hay en el idioma que deseemos, reservando para una hora determinada. Estas visitas suelen durar unas 3 horas y media y valen alrededor de 10 euros (45 zlotys).

El museo está abierto todo el año, excepto el 1 de enero, 25 de diciembre y el domingo de Pascua, en los siguientes horarios:

  • 7:30  – 14:00  Diciembre
  • 7:30  – 15:00  Enero, Noviembre
  • 7:30  – 16:00  Febrero
  • 7:30  – 17:00  Marzo, Octubre
  • 7:30  – 18:00 Abril, Mayo y Septiembre
  • 7:30 – 19:00  Junio, Julio y Agosto

Después del cierre del museo, los visitantes pueden estar dentro un máximo de 90 minutos.

¿Dónde reservar las visitas guiadas?

Los tours se pueden reservar en la página oficial del museo. Aunque también se pueden contratar in situ, es muy recomendable hacer la reserva por Internet con la mayor antelación posible, sobre todo si vais en temporada alta.

Si optáis por un tour privado, nosotros elegimos una vez más a Civitatis, bien organizado y con guías muy buenos que te van explicando todo desde el momento en el que subes al autobús.

Visita a Auschwitz I

Para visitar cualquier campo de concentración hay que estar muy preparado psicológicamente, pero para visitar Auschwitz no hay preparación que valga. Es el mayor campo de concentración nazi y el punto donde se exterminó a 1,1 millones de hombres, mujeres y niños. El Museo se divide en dos partes: Auschwitz I y Auschwitz II Birkenau y la visita nos permite adentrarnos en el horror del holocausto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
“Arbeit macht frei”

En la entrada al campo de Auschwitz I encontramos uno de los lugares más fotografiados: la puerta de entrada con la escritura “Arbeit macht frei” (el trabajo te hace libre), lema del exterminio nazi. Antes de cruzar esta puerta, debemos recordar algo muy lógico e importante (pero que mucha gente pasa por alto). Estamos entrando en un sitio donde muchas personas sufrieron y perdieron su vida de forma horrible, por lo que lo mínimo que debemos mostrar es RESPETO.

Es necesario destacar que en este campo de concentración no sólo había judíos, sino también gitanos, homosexuales, presos políticos, soviéticos y personas que pertenecían a grupos étnicos minoritarios. Fue un lugar disfrazado ante los ojos del mundo con el que se pretendía dar ilusión a aquellas minorías marginadas de toda Europa.

La visita guiada nos lleva por los barracones de este primer campo, edificios bastante bien construidos para hacer el lavado de cara de la imagen de los campos ante el resto del mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin duda alguna, de las cosas más impresionantes de este lugar son las salas que nos encontramos al entrar en uno de los barracones del campo. En ellas hay objetos personales de las víctimas del holocausto, zapatos, maletas, juguetes e incluso una sala donde conservan el pelo que le cortaban a las víctimas antes de meterlos en la cámara de gas. En el momento en el que entré en cada una de estas salas, se me estremecía hasta el mínimo milímetro de la piel. Resulta escalofriante e incluso desagradable, pero no es más que la historia dándote en las narices.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Muchas de estas maletas llegaron al campo de concentración llenas de ilusiones y esperanzas. Los nazis les indicaban que debían escribir sus nombres en ellas para más tarde localizarlas, mientras hacían una separación por sexos de los que llegaban.

Visita a Auschwitz II (Birkenau)

La segunda parte de la visita es más dura si cabe que la primera. El campo de concentración Birkenau fue construido ya bajo el concepto de campo de exterminio. En un principio, Auschwitz I era concebido como un campo de trabajo e incluso, los que allí vivían, salían para trabajar fuera durante el día y regresaban al campo por la noche. Sin embargo, cuando se creó Birkenau ya no había nada que esconder. Nada de guardar las apariencias. Nada de “el trabajo te hace libre”. Nada de crear falsas ilusiones. Quien llegaba al campo, sabía que su destino era morir en el campo. Olía a muerte, a sufrimiento y a crueldad. Barracones donde vivían hacinados, baños comunes y cámaras de gas construidas estratégicamente. En Birkenau, hasta el más mínimo detalle estaba pensado para matar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La entrada al campo se hacía a través del tren que llegaba hasta su interior. En sus vagones llegaban las víctimas a diario para ser distribuidas en los distintos barracones del campo. Cuando visitamos Birkenau nos encontramos con un grupo de estudiantes judíos, llegados desde Israel, que venían a visitar el campo. Nuestra guía nos explicó que el Gobierno israelí paga el viaje a los estudiantes que quieran viajar hasta Cracovia y acercarse a su propia historia. Pasan el día en el campo, cantan, rezan y homenajean a las víctimas del exterminio nazi.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante la visita también pudimos entrar en la sala de una de las cámaras de gas. De éstas, apenas se conserva nada. Los nazis intentaron destruir todas las huellas de sus actos atroces y bombardearon las cámaras de gas para que no se pudiese demostrar lo que estaba sucediendo en los campos de concentración.

El barrio judío (Kazimierz) y el gheto

El barrio judío, también llamado Kizimierz, es uno de los lugares más recomendados para visitar en Cracovia. Tras la excursión a Auschwitz decidimos acabar el día adentrándonos en las calles del barrio para conocer un poco cómo es esta zona. Habíamos leído que es una zona que está en total auge en la ciudad, llena de garitos cool con música alternativa, jardines interiores y cafeterías llenas de gente moderna.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nos encontramos un barrio muy peculiar y sí, encontramos un bar muy top con un jardín interior donde pedir una cerveza al más puro estilo polaco. Y así, nos tomamos la visita al barrio judío de forma más relajada y sin estresarnos por encontrar todas las sinagogas que había. Decidimos disfrutar de sus calles y de su gente.

IMG_20150726_191615

*Debo decir que entre las visitas que nos quedaron pendientes por falta de tiempo están Las minas de sal y La fábrica de Oskar Schindler, conocidísima por su aparición en la película La lista de Schindler. Ojalá podamos volver pronto para poder contaros nuestra experiencia!

Espero que este post os sirva para planificar vuestro viaje.

¡Abrazos y espíritu wonderlust!

Coraline

One response to “Cracovia en dos días: Auschwitz y barrio judío (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s