Come, reza y ama, pero hazlo en Kyōto

La antigua capital de Japón es una de las ciudades más bellas y donde se encuentran los secretos mejor guardados y el tesoro más preciado del país: las bellas geishas. A pesar de que fue desplazada como la ciudad más importante, millones de turistas la visitan a diario ya que se trata de la única urbe que no fue bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial, conservando en sus entrañas un impresionante patrimonio cultural e histórico. En este post, recorreremos los puntos de Kyoto que han llegado a nuestro corazón y os contaremos cómo moverse por la ciudad: Arashiyama, Gión y Kiyomizu-dera y elFushimi Inari-Taisha.

¿Cuántos días?

Amuletos en Kyoto
Amuletos en Kyoto

Como decía Haruki Murakami en Tokyo Blues, “para un cierto tipo de personas, el amor surge con un pequeño detalle”. Nosotros somos de ese tipo de personas, que se enamoran de lo pequeño, de lo mínimo, de los pequeños momentos vividos en el lugar indicado y con la persona indicada. No nos hacen falta grandes acontecimientos para encontrar lo que buscamos. Para conocer Kyoto a fondo harían falta muchos más días de los que yo pudiera aconsejar, pero como nuestras vacaciones tienen fecha de caducidad, os diría que como mínimo dedicaseis 2-3 días a entrar en contacto con esta ciudad.

¿Cómo llegar?

A pesar de que Kyoto no cuenta con aeropuerto propio, hay un sinfín de conexiones con Osaka, donde se sitúa el aeropuerto internacional más cercano.

¿La forma más rápida de llegar? El Shinkansen (tren bala) se puede coger en la estación de Kyoto. Tarda 15 minutos y vale 1.420 yenes. Otra opción muy viable es el Special Rapid Service, que tarda alrededor de media hora y vale 560 yenes. El tren “rapid” tarda 40 minutos y el “local” tarda 45 minutos.

Líneas Osaka - Kyoto

En el post anterior os hablábamos del JR Pass, el pase que permite viajar por el país sin preocupaciones. Además, quien cuente con este pase podrá aprovecharlo para moverse en la ciudad de Kyoto. Probablemente si hubiese llevado este mapa de la estación de Kyoto en mi viaje, me hubiese ahorrado muchas vueltas buscando dónde está el puesto de información o dónde sale mi tren. Os recomiendo que lo imprimáis y lo estudiéis por el camino antes de llegar!

Y ahora… aquellos lugares que nos robaron el corazón

Templo Kiyomizudera, 清水寺, el templo del agua pura

Kiyomizudera y toda la zona de Higashiyama, Sannenzaka y Ninenzaka y Barrio de Gión (donde viven las geishas, que si tenéis MUCHA suerte, a lo mejor veis alguna) son lugares imprescindibles si se visita Kyoto. No dejéis de entrar en las tiendas de comida que te ofrecen probar té y degustaciones de comidas gratis. ¡Saborea todo bien! Ya sabes, come, reza y ama, pero hazlo en Kyoto.

Kiyomizu-dera
Kiyomizu-dera

Declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Kiyomizudera se refiere a una serie de templos budistas que se remontan al siglo XVII y los cuales me atrevería a decir que están entre los de mayor valor histórico no sólo del país, sino también del continente asiático. El edificio principal del conjunto se levanta sobre cientos de pilares de madera, siendo uno de los más sorprendentes del recinto. Su construcción se remonta al período Edo y en él podréis aprovechar para comprar los famosos amuletos japoneses. Además, el paseo que empieza en Kiyomizudera será sólo el principio de un recorrido por la historia y tradición de este país, puesto que continuando hacia el barrio de Gión la magia empieza a hacer su aparición.

¿Cómo llegar?

El conjunto de templos abre todos los días de 6:00 a 18:00 horas, aunque hay días en los que cambia el horario y así lo indican en grandes carteles. La entrada cuesta 300 yenes.

La forma más fácil de llegar es coger el autobús número 100 o 205 desde la estación de Kyoto (paran en la salida de la estación. Basta con preguntar en un punto de información y muy amablemente -al más puro estilo japonés- os indicarán hacia donde debéis ir para coger el bus) y bajar en la parada Gojo-zaka o Kiyomizu-muchi. Una vez allí hay que subir hasta el templo. Lo más probable es que el bus vaya abarrotado de turistas que se dirigen al mismo punto por lo que no hará falta más que seguir a la multitud. En el mismo punto de llegada del bus, pero en la acera contraria, se encuentra la parada de vuelta a la estación.

Arashiyama, donde nace la paz del mundo

Pasear tranquilamente por el famoso bosque de bambú y adentrarse en el antiguo Japón como si de un viaje del tiempo se tratase, llegando a encontrar una paz absoluta. Esto es Arashiyama, el centro de todo. Son varios los santuarios que se concentran en esta zona como Nanomiya, relacionado con el Gran Santuario de Ise o el más importante del lugar, el templo Tenryuji, puesto que es uno de los cinco templos zen más grandes de la ciudad y el templo que más turistas atrae en Arashiyama. Una de las cosas que más recomiendo al visitar Arashiyama es disfrutar del ambiente que hay por las calles e imaginarte que estás dentro de una película que narra el Japón más tradicional.

Arashiyama Bamboo Grove
Arashiyama Bamboo Grove

En esta zona abundan también los puestos de comida de camino al bosque de bambú donde los turistas disfrutan probando, entre otras cosas, los famosos helados de matcha (té verde). ¡Está buenísimo! 

¿Cómo llegar?

Con la línea JR Sagano/JR Sanin desde la estación de Kyoto a la estación de Saga-Arashiyama se llega en unos 15 minutos. Serán únicamente dos paradas, por lo que el trayecto es bastante breve. 

Fushimi Inari Taisha, prosperidad y devoción

El santuario sintoísta de Fushimi Inari Taisha (伏見稲荷大社) es uno de los más conocidos e importantes de todo Japón y uno de los más antiguos, ya que su creación se remonta al siglo VIII. Entrar en Fushimi Inari y recorrer paso a paso los miles de torii rojos, más de 4 kilómetros de camino que te envuelven, es una de las experiencias más enriquecedoras de este viaje.

Fushimi Inari Taisha
Fushimi Inari Taisha

Se trata del principal santuario dedicado al dios Inari, dios del arroz y patrón de los comerciantes. En la cultura nipona, la tradición, la superstición y la creencia en los dioses son hechos muy arraigados desde hace siglos. Así, aunque existen alrededor de 32.000 santuarios de estas características en Japón, éste es el más representativo. Abierto 24 horas, resulta perfecto para visitarlo en cualquier momento, aunque lo ideal es hacerlo en las horas de la tarde y acabar cenando en uno de los chiringuitos que montan en las inmediaciones del santuario.

Un dato curioso es que los torii llevan los nombres de distintos comerciantes que los han donado para que el dios Inari les aporte prosperidad.

Fushimi Inari
Fushimi Inari

¿Cómo llegar?

El santuario de Fushimi Inari está a tres minutos de la estación Inari de la línea JR Nara / Inari Station. Cualquiera que sea el tren, es necesario comprobar no sea rápido, sino local, de lo contrario no parará en Fushimi Inari y habrá que volver atrás. El JR Inari Station tarda 5 minutos en llegar al santuario desde la estación de Kyoto y vale 140 yenes. Suele salir de los andenes 8, 9 y 10, aunque al pasar el control, podréis preguntar al guardia y os lo confirmará amablemente.

Fushimi Inari Taisha
Fushimi Inari Taisha

Nuestra gran aventura en esta preciosa ciudad acaba aquí. Esperamos que os haya gustado y pronto os seguiremos contando más sobre nuestra luna de miel en Japón!

¡Un abrazo y espíritu wonderlust!

Coraline.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s